Ça me “brunch”

Aunque soy una fanática de los buenos desayunos, de esos que incluyen fruta fresca, unos croissants, una taza de té calentita y un zumo de naranja recién exprimido, en ocasiones te encuentras quedando algún domingo para tomar el brunch (o bruncher, según algunos parisinos) con amigos, y, sobre todo, si hay sol.

En París, todo lo que viene de Nueva York y todo lo que está a la moda se vuelve viral en cuestión de segundos. Por ejemplo, cuando en Madrid todavía hablábamos de modernos o de poperos, en Paname ya existían los hipsters.

Así pues, aunque intentes huir de las nuevas tendencias que inflan el precio de un desayuno hasta el infinito (y más allá), siempre te encontrarás en alguna situación en la que tendrás que ceder. Y es que aquí no existe el típico aperitivo del domingo al medio día con su cervecita y su tapita de olivas. En París se ha instalado el brunch y hay que aceptarlo o recluirse en tu madriguera.

Aun así, y habiendo probado varios a lo largo de estos años, aquí os dejo mis propuestas para todos los bolsillos, para todos los públicos aunque no todos los parisinos aceptarán un brunch barato y bueno si no es en un lugar chic, c’est la vie!

  1. Sir Winston – El pub inglés à brunch por excelencia. Localizado cerca del Arco del Triunfo, y un poco escondido, este pub, donde se sirven desayunos durante la semana y brunchs los domingos de 12h a 16h, se nutre sobre todo de las fiestas y las dj sessions durante toda la semana. Hasta hace unos años, no era muy conocido y podías comer todo lo que quisieras hasta explotar (como en aquel sketch de los Monty Python) por sólo 20€. Cuando digo todo era, literalmente, todo: huevos revueltos, fritos, en tortilla, fiambre, bollería, tartas, cheesecake, mini hamburguesas, fruta, verdura, bacon… Hoy en día el brunch ha subido de precio a 29€ (era de esperar) y es más limitado en cuanto a cantidades y selección de platos. Aun así sigue siendo uno de los mejores, tanto por la localización, en pleno XVIe arrondisement, como por el lugar adornado con sillones de cuero y mesas de madera maciza. Lo podréis encontrar en la calle Presbourg nº5 – 75016 – metro Charles de Gaulle – Etoile.sir winston
  2. Mama Shelter – Siguiendo la estela chic y de alto presupuesto, nos vamos al este de París, al barrio XXe donde nos encontramos con el hotel de diseño Mama Shelter (una cadena de hoteles con la firma del diseñador Philippe Starck instalados en 6 ciudades: Paris, Marsella, Burdeos, Estambul, Los Ángeles y Lyon). En una calle improbable, en medio de un barrio bastante tranquilo (no hay más que un bar / sala de conciertos cerca), nace este proyecto que cuenta con 172 habitaciones, iMac en cada una, y un sinfín de comodidades que no todos los hoteles de París pueden proporcionar. No contentos con todo esto que os cuento, además, han construido un restaurante impresionante. Lámparas, mesas, sillas, taburetes, decoración,… todo diseñado por este diseñador archiconocido en Francia, el resultado es asombroso.
    Image
    Imagen tomada de la página http://www.starck.com

    El brunch tiene un precio de 42€ por persona y es à volonté, es decir, buffet libre. La carta es muy extensa: desde ensaladas hasta tartas y bollos pasando por pizzas, pasta, salmón, huevos, bacon, pato o champiñones al pesto. Una delicia a tan sólo 5 minutos del cementerio de Père Lachaise, en la calle Bagnolet nº109 – 75020 – metro Gambetta, Porte de Bagnolet, Maraîchers, Alexandre Dumas.

  3. Café Hugo – Continuamos la línea marcada por los dos anteriores cafés, pero nos vamos moviendo hacia algo más asequible. En pleno centro de París, en la conocidísima Place de Vosges, nos encontramos con el café Hugo dentro de los arquitos que conforman esta plaza. Por tan sólo 20€ podremos degustar un zumo de frutas natural, una café / té / chocolate de calidad, tostadas con mermelada, pains au chocolat, croissants, charcutería o salmón de buena calidad, huevos revueltos, ensalada, tabla extensa de quesos y un postre delicioso – os recomiendo el crumble de frambuesas. Obviamente, la selección de productos no es tan abundante, pero eso sí, son de calidad y, os aseguro que no todo conocedor ha sido capaz de terminárselo. ¿La dirección? En la plaza des Vosges 22 – 75004 – metro Chemin Vert.56aecd8499cd568d1ce60445c481b1b2
  4. Chez Prune – Si la suerte está de nuestro lado, y sale el sol, no nos queda otra opción que ir al Canal Saint Martin para disfrutar del delicioso brunch que nos propone el conocidísimo bistrot Chez Prune. Con las terrazas dando al famoso canal, unas buenas gafas de sol y el cielo azul de fondo, podremos disfrutar de un brunch bio (biológico) compuesto por bollos, tostadas con mantequilla y mermelada, charcutería o salmón a elección del comensal, ensalada de col, huevos revueltos / fritos / tortilla, una bebida calentita y un zumo de frutas natural por 21€. En esta zona, además, descubriréis dónde se esconden los parisinos que huyen de los turistas. Nos podremos ver al sol en la calle Beaurepaire 36 – 75010 – metro Jacques Bonsergent.Afficher l'image d'origine
  5. L’Arobase Café – Huyendo del bullicio del centro de París, podemos disfrutar de un brunch a un precio más asequible, 17€, pero igualmente delicioso. El café de L’Arobas, cerca del barrio chino de París, propone, los domingos, una bebida caliente, un plato combinado a elegir entre 3 (Newyorkino: bagel, salmón, aguacate y ensalada; Parisino: huevo pasado por agua, panecillos con mantequilla de Bretaña, jamón de la excelente charcutería Persillé, queso Brie con cereales y ensalada; o Inglés: bacon, huevo pasado por agua, tomate asado, judías y tostada), un zumo de naranja natural y un postre casero a elegir entre una tarta del día, queso o compote. Todos los productos propuestos por este café de barrio son biológicos, el ambiente es excelente y, bueno, volveré a hablar de este café más adelante ;^). Calle Chevaleret nº101 – 75013 – Metro Bibliothèque François Mitterrand.
    Imagen tomada de la Web: http://www.arobasecafe.com

     

  6. La Barge – para aquellos con un presupuesto más reducido, también tenemos solución: brunch de 3,5€ a 7€ en un lugar de ensueño. En Francia, las facultades no tienen una cafetería-restaurante como en España, si no que existen los restaurantes universitarios situados en varias zonas de las ciudades. Estos no pueden, por ley, cerrarse al resto de personas, por lo que proponen menús completos a distintos precios. Uno de ellos acaba de abrir en el barrio XIIIe de París, cerca del barrio chino, y está construido en un barco. Sí, sí, en un barco o peniche. Cada vez está más de moda abrir bares, restaurantes, piscinas u hoteles en los barcos que flotan en un lugar preciso del Sena, y la organización Crous no quería ser menos. No os preocupéis, tendremos un especial peniches próximamente.
    FullSizeRender (9)
    Vista desde el comedor del Batofar

    Así pues, a tan sólo 10 pasos del metro Bibliothèque François Mitterrand (o BNF según los parisinos), nos encontramos con este enorme barco que, durante la semana, sirve como restaurante y cafetería universitaria y los domingos como lugar de culto del brunch a precio razonable. La sala es muy básica, muchas mesas, muchas sillas, mucho estudiante y un sistema de cantina: con tu bandeja vas sirviéndote aquello que te apetece: bollería, huevos revueltos, patatas fritas, salchicha, bacon, arenque, mejillones, queso, ensalada, tartas, yogures, zumo natural, bebida caliente,… La calidad es aceptable, pero obviamente, sin lujos. Eso sí, en cuanto a vistas, no tiene competencia y, en verano, se puede disfrutar de la terraza localizada en la parte de arriba del barco, o de la gran terraza sobre el muelle del Sena. Rendez-vous en el número 11 Quai (muelle) François Mauriac – 75013 – metro Bibliothèque François Mitterrand.

    FullSizeRender (8)

  7. Le Poutch – Este pequeño restaurante situado en el Xe arrondisement, ha sido un nuevo descubrimiento. Productos de calidad, biológicos (está de moda ahora), y a precios asequibles. Durante la semana, preparan platos muy buenos, como los que podría hacer una madre o un padre para sus hijos, y sobre todo, frescos. El lugar es pequeño, y, cuanto más de moda está el barrio, más abarrotado. Os aconsejaría que llegarais sobre las 11h ya que, después, se forman filas de gente esperando una mini mesa para comer. Es tan pequeño que los cristales del escaparate se llenan de condensación, ahí lo dejo. Nos proponen dos opciones, una a 12€ (brunch dulce: granola – mezcla de avena, almendras, muesli y miel, exquisito; bebida calienta y zumo natural) y la otra a 17€ (brunch completo: un plato de la carta, una bebida caliente, un zumo de naranja natural y una galleta). Lo ideal sería que hicieran un sólo brunch, ya que el principio del brunch es desayuno-comida, juntando lo mejor de cada uno. Pero bueno, siempre se puede ir acompañado y compartir.  ¿Lo bueno de este lugar? Su extensa carta de bebidas calientes, un café de buenísima calidad (sobre todo el capuccino). La dirección: calle Lucien Sampaix nº13 – 75010 – Metro Jacques Bonsergent o République.

  8. Le Comptoir Général –  A unos cuantos metros de Le Poutch, nos encontramos con uno de esos bares / cafés / pubs insólitos de la metrópolis que sólo son conocidos por algunos parisinos. Y es que la entrada no está a pie de calle y, si no conoces lo que hay dentro, no pasarías la compuerta más parecida a una entrada de un garaje que a un café. Le Comptoir Général se descubre por azar, porque ves entrar y salir gente cuando estás haciendo un piquenique en el Canal Saint Martin y tu curiosidad es más fuerte que tú. Aunque, como en otras ocasiones, hablaremos más en detalle de este lugar porque merece la pena profundizar en él, hoy nos centraremos en sus brunchs disponibles todos los fines de semana. Con un precio bastante competitivo, 18€, puedes degustar una bebida caliente, un zumo natural, tostadas con diversas confituras, un plato salado compuesto de bacalao / bacon / pollo con huevos revueltos, tortitas y de un postre a elegir entre una macedonia de frutas o queso. Aunque la calidad de los productos no es la mejor, la arquitectura y la decoración harán el resto. Os aconsejo que, dado a la localización del mismo y su límite de mesa, llaméis siempre para reservar una mesa. La dirección: 80, quai de Jemmapes – 75010 – Metro: Jacques Bonsergent.Afficher l'image d'origine
  9. Le Café de l’Industrie – Este restaurante se ha convertido en uno de mis sitios preferidos, y no sólo porque las salas están decoradas de una manera que te hacen viajar al pasado, ni porque esté situado al lado de Bastille, sino porque las camareras son simpáticas y eso, en París, no es tan corriente. Este restaurante propone cada domingo un brunch a 17€ con unas tostadas con mermelada y mantequilla, un bollo, zumo, bebidas calientes, huevos revueltos con bacon o salmón ahumado, y un postre que, normalmente, es tiramisú de frambuesa (aunque depende del humor del chef). Un sitio recomendado, no sólo para tomar el brunch, ya que la carta y los menús del día siempre proponen platos de calidad cocinados en el día, no os lo perdáis. Para encontrarlo nada más fácil que acudir a la calle Saint-Sabin nº17 – 75011 – Metro: Bréguet-Sabin o Bastille.Afficher l'image d'origine
  10. Cosy – Y por último, os dejo un brunch del que he oído hablar por varias fuentes, aunque aún no he descubierto. Es el brunch que todo el mundo te dice que es à ne pas manquer ya que sus bebidas calientes (al parecer el chocolate es una delicia) no tienen competidor, hay un buffet libre muy amplio: croissants, pains et beignets au chocolat, cannelés (unos bollitos de canela típicos franceses y exquisitos), crêpes, tortitas, pain perdu maison (una especie de torrijas, pero más ligeras), tarta de manzana o macedonia de frutas, tartas caseras, crème brulée (crema catalana), mousse de chocolate o fresa, queso blanco con mermelada, cereales, mermeladas y confituras,… Y esto sólo para la parte dulce… En cuanto a los platos salados, podemos elegir entre una hamburguesa con un pan delicioso y crujiente o salmón con una mousse de especias. Ambos platos llevan una guarnición de patatas asadas con tomillo, huevos revueltos, queso, ensalada de rúcula y una muffin de queso de cabra y verduras, especialidad del chef. El precio de este brunch es un poco más elevado ya que tanto los productos como la cantidad propuesta son excepcionales: 28€. A descubrir en la Avenida de Saint Mandé nº50 – 75012 – Metro Picpus.Afficher l'image d'origine

Os espero en los parques de París, corriendo para poder seguir disfrutando de todas estas propuestas gourmandes.

Un comentario en “Ça me “brunch”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s